Instancia incluye un proceso de trabajo participativo con la comunidad con el objeto de recuperar medioambientalmente el río Rahue en el sector Cancura, retomando las actividades turísticas. Intendente Jürgensen indicó que “nuestros ríos tenemos que conservarlos y el río Rahue en especial”.   

Navegando junto a operadores turísticos de la zona para dimensionar el daño que ha sufrido el río Rahue en el sector entre Cancura y Pichil, el Intendente Harry Jürgensen, junto a los seremis del Medio Ambiente, Klaus Kosiel, y de Obras Públicas, James Fry, dieron inicio al trabajo de la “Mesa de Recuperación del río Rahue en Cancura”.

La instancia es impulsada para gestionar el mejoramiento del componente ambiental del sector, que ha sido intervenido en el último tiempo por extracción de áridos y por haber sufrido la caída del puente Cancura.

El Intendente de la Región de Los Lagos, Harry Jürgensen, aseguró que se realizará un trabajo serio en torno a recuperar ambiental y turísticamente el río Rahue, que se ha visto afectado por la extracción de áridos. “Efectivamente hemos hecho un recorrido por el río Rahue desde Cancura a Pichil. Gracias a la colaboración de cinco empresas que operan en el río. La parte inicial desde Cancura 3 mil 4 mil metros hacia Osorno, está bastante intervenido justamente la extracción de áridos se aprecia como un daño a la naturaleza. Yo pienso que están cumpliendo con todas las normas, pero se aprecia un daño”.

La máxima autoridad regional sostuvo que “queremos hacer un trabajo en terreno y fundado. Y por lo mismo, se van a revisar todas las autorizaciones vigentes respecto a la extracción de áridos y yo espero que esta mesa tenga la capacidad de hacer una propuesta para recuperar el río en toda la parte dañada, de tal forma que ojalá siga constituyendo un destino turístico de real valor. Nuestros ríos tenemos que conservarlos y el río Rahue en especial”.

Por su parte, el seremi Kosiel manifestó que el trabajo de la Mesa de Recuperación del río Rahue en Cancura, se basa en conseguir avances junto con la comunidad local: “La idea de esta mesa es generar un proceso de planificación participativo, generar una instancia de conversación respecto a las problemáticas que tiene el río en el tramo de Cancura-Pichil; analizar con los mismos usuarios del río este territorio cuáles son las problemáticas que están afectando, las amenazas que ven y que sienten desde la necesidad de cuidar este patrimonio”.

El presidente del Comité Medio Ambiental Cancura, Rafael Alvarado, expresó que como comunidad están abiertos al diálogo para avanzar en buscar soluciones que son factibles a largo plazo. “Estamos trabajando, aquí tenemos buena voluntad, estamos dispuestos a conversar con las empresas que extraen áridos, porque el daño paisajístico y ambiental es muy grande, no es solo el puente, aquí se dañó la fauna del río, por lo tanto, el ecosistema está totalmente alterado, los peces no tienen alimento, desapareció una zona donde desovaban peces y había una gran producción y una gran pesca, los Amigos de la Pesca lo pueden corroborar, esa parte desapareció, no existe hoy en día”.

Los próximos pasos del comité son generar un diagnóstico de la situación, proponer las acciones a realizar, junto con proyectar una planificación de la ejecución de medidas.