Como una medida muy lamentable  que atenta directamente contra las familias más modestas de la comuna de Osorno calificó el alcalde Jaime Bertín la supuesta determinación adoptada por el actual gobierno y el ministerio de vivienda, de sólo construir un total de 200 viviendas sociales al año, completando 800 en todo el periodo.

Una cantidad de soluciones habitaciones que es lejos insuficiente para la gran necesidad de viviendas que tienen la ciudad con más de 2 mil familias que siguen viviendo en campamentos y otras en condición de allegados, sostuvo el edil.

JAIME BERTIN 

El jefe comunal señaló que 800 casas en cuatro años no se hace absolutamente nada debido a la gran cantidad de personas que siguen viviendo en campamentos. Agregó que lo más lamentable es que las determinaciones de toman en el momento cuando la comuna posee gran cantidad de terrenos para levantar viviendas sociales.

JAIME BERTIN

Mientras tanto que el intendente de los lagos Harry Jurgensen respaldo al alcalde de Osorno y señaló que con sólo 200 viviendas sociales al año para esta comuna no se puede avanzar en la erradicación de los campamentos y dijo que su compromiso será gestionar más recursos para dar un gran salto en la construcción de las soluciones habitacionales sin deuda para centenares de vecinos

HARRY JURGENSEN – INTENDENTE DE LOS LAGOS

Finalmente el seremi de la vivienda en la región de los lagos tuvo que aclarar sus afirmaciones realizadas hace algunas semanas indicando que fue mal interpretado ya que el dijo que habrá como mínimo 200 viviendas por año del tipo social como un piso para ir avanzando en la eliminación de los campamentos.