La descarga del siniestrado barco Seikongen deberá mantenerse expectante, y a la espera que los tribunales resuelvan lo contrario, luego de que la Corte de Apelaciones de Valdivia resolviera acoger la orden de no innovar sobre destino final de los residuos pesqueros del buque que estaban contemplados para ser descargados en la Planta de Residuos Industriales Ecoprial, ubicada en la Ruta U-400 al mar en Curaco.

Tras la presentación los magistrados de la sala de la Corte valdiviana resolvieron la tarde de este lunes 24 de septiembre a favor de la Municipalidad de Osorno. La decisión implica que mientras no se hagan llegar todos los informes técnicos sobre el proceso que se lleva a cabo, que permitan tener certeza de que no habrá daño de ningún tipo.

Lo anterior significa además que la planta Ecoprial tendrá que hacer un informe técnico del terreno donde serían vertidos los lodos.