Pasadas las 10.30 horas miembros de la Unidad de Rescate Osorno (UBRO) encontraron al deportista de 33 años que se mantenía extraviado y que formaba parte del grupo de personas que quedaron aisladas en la zona cordillerana de Lago Ranco Ranco, tras participar en un raid de motos organizado en el Parque Hueimén.

Se trata de Alvaro Ovalle (33 años), proveniente de Pucón, era el último deportista que se habría extraviado junto a los otros 100 deportistas, que consideró un recorrido por rutas madereras ubicadas en los contrafuertes cordilleranos ubicados al norte de la ciudad de Lago Ranco.

El joven fue llevado al Cesfam ranquino, con signos de hipotermia, pero sin riesgo vital, tras pasar la noche en una quebraba, donde hizo fuego para paliar los efectos de las bajas temperaturas. Un papel importante que cumplió la Unidad de Búsqueda y Recate de Osorno UBRO (sección cuerdas), quienes se unieron al operativo a la medianoche.

Según consignó el Diario Futrono, una vez que se activó la alarma, se desplazaron hasta el lugar, ubicado a unos 7 kilómetros de la zona urbana de Lago Ranco, un contingente de voluntarios de Cuerpo de Bomberos de Lago Ranco, quienes en camionetas 4×4 fueron claves en el rescate de gran parte de los 100 deportistas aislados en los cerros e imposibilitados de bajar por el barro, la niebla, la oscuridad y la falta de energía para movilizar las motos y cuadrimotos en los angostos senderos.

También trabajaron vehículos municipales y algunos de los deportistas que lograron bajar y se pusieron a disposición para ayudar a sus compañeros. Consignar que siempre estuvo disponible una ambulancia del Cesfam en el lugar.

El alcalde Miguel Meza se mantuvo en contacto con el Intendente Asenjo, coordinación que permitió el envío de una unidad del GOPE de Carabineros que tomó el control de las operaciones de rescate. Pasadas las 8 de la mañana comenzaron a regresar los pilotos para intentar recuperar sus vehículos, muchos de los cuales quedaron en zona de difícil acceso, el que empeoró con la lluvia.