• Ante la ausencia de visitantes argentinos, el Servicio Nacional de Turismo apunta sus fuerzas y estrategias en la comunidad internacional.

Si bien la región ha presentado una baja de turistas en este primer periodo estival, principalmente por los argentinos, desde el Sernatur la estrategia para revertirlo apunta a brasileños y europeos y especialmente a los mismos chilenos.

A dos meses de comenzada la temporada estival, las cifras sobre llegada de turistas detectan una baja. Por ejemplo, tomando en cuenta los datos difundidos por el Paso Samoré –segundo paso fronterizo terrestre más importante entre Chile y Argentina–, el flujo de pasajeros que circulan por el lugar disminuyó un 37,7% durante los primeros 23 días de enero.

Al respecto, la directora regional de Sernatur, Maritza Laffertte, aseguró que “la disminución en la llegada de turistas se explica principalmente por la baja en la llegada de turistas argentinos al territorio nacional para este verano, por las condiciones macroeconómicas que afectan al vecino país como el desempleo y alta inflación, situación que se ha visto durante todo el año”.

Sin embargo, según proyecciones de la División de Estudios de la Subsecretaría de Turismo se espera que ingresen cerca de 2.449.847 turistas de diferentes partes del mundo entre diciembre del 2018 hasta fines de marzo de 2019.

La autoridad regional de Turismo puntualizó que “a pesar de la baja de turistas argentinos estamos optimistas con respecto a otros mercados estratégicos. Por ejemplo, Brasil y Europa tendrán un alza de 7,3% y 4,8% respectivamente, lo que es positivo especialmente por el ingreso de divisas que éstos generan”.

Deja un comentario