Se trata de un camión mediano, cargado con cemento, y por causas que son materia de investigación, terminó en las aguas del Lago Llanquihue, en la comuna de Frutillar. El informe inicial indicaría que aparentemente la pesada maquina habría sufrido una falla en los frenos, situación que deberán periciar los efectivos policiales.

El accidente se produjo a eso de las 15:40 horas de este pasado lunes, en momentos que cientos de bañistas  estaban en el balneario, pero afortunadamente lograron percatarse de la situación y nadie salió lesionado.

Según comentó el alcalde de la comuna, Claus Lindeman, “si esto hubiera ocurrido el fin de semana, sábado o domingo, en este lugar no cabía un alma, y quizás se habría tenido que lamentar muchas víctimas”, afirmó el alcalde de Frutillar Claus Lindeman.

La autoridad comunal indicó que el lugar estaba debidamente señalizado y ratificó que no hay lesionados. ”Se envió a un equipo de la municipalidad para remolcar el camión hacia afuera y evitar un derrame de combustible”, puntualizó el edil.

Por último, la primera autoridad comunal señaló que este tema no es nuevo, lamentablemente sucede muy a menudo porque los conductores no toman las precauciones al bajar enganchados en su primer cambio la cuesta de Frutillar para llegar al balneario, concluyó Lindeman.

Deja un comentario