“Resulta extremadamente  curioso que a pocas semanas que el presidente de la república se pronuncie sobre el futuro en las operaciones  de la empresa de servicios sanitarios de los lagos Essal en la comuna de Osorno, Aguas Andina informará este miércoles,  la venta de  más del 53 por ciento de las acciones que posee en  la cuestionada compañía”

Así reaccionó la parlamentaria  Socialista por el distrito 25 y presidenta de la comisión investigadora de la Cámara de Diputados por  la emergencia sanitaria ocasionada  por Essal en la ciudad de Osorno y que generó  estragos por más de 10 días a  sus casi 200 mil habitantes que estuvieron privados del vital líquido tras serios problemas de contaminación en la planta de Caipulli en el sector de Ovejeria.

Según la Diputada Emilia Nuyado, “Lo que haciendo Aguas   Andinas es desprenderse del control de una marca como Essal que está mal evaluada y que probablemente inicie un largo juicio con el estado de Chile por la caducidad de la concesión”.

Lo que busca también – dijo la legisladora –  es eludir las millonarias multas por la serie de errores que se cometieron en Osorno y en otras ciudades con la contaminación de las aguas, un servicio de paupérrima calidad y otros gravísimos problemas denunciados tanto en la región de los ríos como en los lagos. A ello se suma que intentarán eludir las compensaciones a los pequeños y medianos comerciantes que registraron pérdidas económicas incalculables y que aún están pendientes y que no ha sido canceladas.

“Creo que aquí también se considera la consulta ciudadana realizada por la municipalidad de Osorno, donde el 90 por ciento de los vecinos que participaron de este proceso fueron categóricos en pedir caducar las operaciones de Essal en esta comuna” sostuvo Emilia Nuyado.

Deja un comentario